miércoles, 16 de mayo de 2007

Sectas no evangélicas

Posted by Domingo  |  at  1:52

La reciente visita de Benedicto XVI a Brasil no deja de dar trabajo a los periodistas. Y eso que el Papa ya está de vuelta en Roma; hace dos días ya. No voy a entrar en todas las cuestiones, como el presunto eurocentrismo del Pontífice alemán o su postura ante la teología de la liberación. Este último tema daría para mucho, la verdad, porque éste es un foro de teología. Pero me gustaría centrarme en otro asunto: llevamos unos cuantos días oyendo que uno de los mensajes del Papa en Brasil ha sido frenar el éxodo de los católicos a las sectas evangélicas. Nuestros hermanos evangélicos están enfadados, y con razón, porque hablar de "sectas evangélicas" es un error de bulto, de ignorantes. Lo que no tengo tan claro es a quién hay que atribuir el error.

Primero las noticias. Echemos un vistazo a cuatro medios digitales:

El País, en un alarde precisión terminológica (lo habitual en ellos, por cuanto a temas religiosos se refiere), habla de "sectas evangélicas", aunque el titular es todavía mejor: "El Papa ordena a los obispos brasileños que hagan proselitismo en las favelas". La cita es literal... de "El País", no del Papa. Luego volveré sobre ella.

El Mundo habla de un descenso del número de católicos en favor de las "iglesias pentecostales y evangélicas"; después, como quien no quiere la cosa, afirma que el éxito de las "sectas" demuestra que hay sed de Dios y que la Iglesia católica tiene que buscar nuevos caminos. Si Vd. quiere unir los dos datos, quizá sea por su mente calenturienta... la culpa no es de Pedro J.

En Libertad Digital, José Luis Restán habla de "sectas pentecostales". Esta vez se salvan los demás evangélicos, y la pedrada sólo da en el ojo de los pobres pentecostales. Estos chicos siempre se llevan la peor parte: y eso que los pentecostales de verdad son gente seria, y que cree en la acción del Espíritu. Tiene gracia que Restán haya escrito esto, cuando falta tan poco para Pentecostés...

El Plural.com dice prudentemente "nuevas sectas", y es de agradecer: o no saben más o no quieren dar detalles. El que quiera saber que estudie...

Aunque la prensa siempre dice la verdad, he querido comprobar dónde dijo el Papa esto de las sectas evangélicas o pentecostales. La búsqueda ha sido infructuosa: a los periodistas que iban con él en el avión les habló de que las sectas ("le sette", porque mi italiano aún da para algo) van a la situación "concretísima" de las personas. A los obispos reunidos para rezar vísperas les habló de "As pessoas mais vulneráveis ao proselitismo agressivo das seitas"; esto último me desconcierta un poco, porque en El País había leído que los católicos debían hacer proselitismo... Y la cosa es peor aún cuando leo la homilía inaugural de la conferencia del CELAM: "A Igreja não faz proselitismo". O yo no sé portugués o han pirateado la página de "El País"... Y se deben haber empleado a fondo los hackers, porque (otra vez) vuelve a meterse el Papa en el discurso inaugural con el "proselitismo de numerosas sectas".

En fin. Yo no he encontrado ni rastro de las sectas evangélicas en los discursos de Benedicto XVI; insisto: si los hay, yo no los he encontrado. En los medios sí, y deben Vds. reconocer que algunas expresiones carecen del más mínimo rigor periodístico.

Entonces, ¿qué hay detrás de las alusiones de Benedicto XVI a las sectas? Yo me atrevo a poner un ejemplo: no es muy difícil, en contexto brasileño, que a uno se le venga a la cabeza un ejemplo: la "Iglesia Universal del Reino de Dios", fundada por un tal Edir Macedo y que sostiene la llamada "teología de la prosperidad". Ahora que ya todos sabemos quién es la Virgen de Aparecida, es interesante saber que uno de los secuaces de Macedo apareció en TV maltratando una imagen de Nossa Senhora... Se llaman "Iglesia" pero... no les quiero engañar: más que una iglesia es lo que mi abuela llamaba un "sacaperras", o dicho en términos teológicos, lo menos parecido a una iglesia evangélica que podemos encontrar. Después de lo que ha llovido con la controversia fe-obras, sorprende que estos timadores de Macedo nos hablen de una fe que produce resultados y que se conquista por la propia actitud. Entre otras cosas, el "obispo" Macedo presume de un diploma de "Mestre em Ciências Teológicas - Federación Evangélica Española de Entidades Religiosas". Ni que decir tiene que los evangélicos españoles no tienen nada que ver con él, y de hecho, los primeros en poner el grito en el cielo contra estos mercachifles de lo sagrado han sido los mismos evangélicos, y con razón, porque este tipo de gente mancha el buen nombre de tantos y tantas creyentes que profesan su fe en las iglesias evangélicas (pentecostales, presbiterianas, episcopales, metodistas y tantas otras denominaciones).

Por tanto, hablar de "sectas evangélicas" no sólo es inexacto, sino además injusto. Existen comportamientos sectarios en todas partes, también en la Iglesia católica. Comprendo el enfado de los hermanos evangélicos; quizá, en medio del cabreo, no hubiera estado mal contrastar fuentes y evitar textos que hacen daño: "La secta católica mantiene pingües beneficios cobrando dinero de los Estados, y de sus seguidores para anular matrimonios (el divorcio está prohibido), misas de difuntos, y venta de objetos que supuestamente obran milagros". Es cierto que se trata sólo de expresiones exageradas, destinadas a causar impacto, por las que piden perdón; pero (vuelvo a citar a mi abuela), "a la broma bromeando, las verdades vamos soltando". Imagino que el que escribió esto debía estar muy enfadado:
Podemos asegurar que estos párrafos anteriores (por los que repetimos que pedimos disculpas a los lectores de fe católica que los lean) contienen mucho más de verdad (o mucho menos de medias mentiras y demagogia) que todas las afirmaciones negativas, peyorativas y difamatorias que sobre el cristianismo evangélico o protestante hemos leído estos días en torno a las declaraciones y visita del Papa Benedicto XVI a Latinoamérica. Y ni el Papa, ni los medios católicos, han pedido ni va a pedir disculpas como nosotros estamos haciendo, estamos seguros.
No es ese el clima ecuménico que queremos cultivar entre todos, creo yo. Las sectas no tienen nada de evangélico, y mucho menos evangélico es que los cristianos se tiren los trastos a la cabeza. Yo, como católico, pido perdón por la expresión "sectas evangélicas", y pido por favor que los cristianos dejemos de enfrentarnos por estas tonterías.

Tagged as:
Sobre el autor

Blog del departamento de Teología del Istic

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, soy cristiano evangélico y me considero ofendido por cómo nos han tratado algunos medios de comunicación, si bien, en los medios escritos es difícil encontrar el término "secta evangélica", en los telediarios han utilizado ese término día sí y día también. Además siempre salía la secta de Edir Macedo (Iglesia Universal...)
Es posible que el Papa no haya utilizado el término secta evangélica, pero cuando todavía no era Papa, definió a las iglesias protestantes como iglesias deficientes. Luego matizó que se refería a los pentecostales (pobrecitos).
En la editorial de protestante digital se realiza un ejercicio en el que se aplica el mismo lenguaje que los medios de comunicación utilizan para referirse a los evangélicos, pero esta vez describiendo las prácticas católicas ¿a que sienta mal?
Por cierto, el 1 de mayo de 2007, Juan Manuel de Prada escribe un artículo titulado "sectas evangélicas". Parecido al de protestante digital, pero con la salvedad de que él se lo cree de verdad.

Domingo dijo...

Hola hermano: estoy totalmente de acuerdo contigo. Esta desafortunada fórmula debería desaparecer, como también la costumbre que tenemos de afirmar la verdad de nuestra propia confesión a costa de denigrar a las otras. He comprendido el ejercicio que hacía Protestante Digital, y me parece que sí, sienta mal... Yo, al menos, creo que ha cumplido su función. Pero, ¿no crees que el método de la confrontación está ya pasado de moda? Leo a veces "Protestante Digital", y me gusta mucho, aunque veo que algunos hermanos no se han quitado el complejo de que los católicos vamos a por ellos. Quizá porque aún hay católicos que temen a los protestantes.
El centro de lo que quise decir es la frase "Nuestros hermanos evangélicos están enfadados, y con razón, porque hablar de "sectas evangélicas" es un error de bulto, de ignorantes. Lo que no tengo tan claro es a quién hay que atribuir el error". Nos parece más facil atribuir el error al Papa, que reconocer que cierta prensa, además de no conocer el catolicismo, desconoce el protestantismo, vamos: que a cualquier iletrado lo ponen de informador religioso. Si "Protestante Digital" quiere dirigir sus cañones a alguien, quizá mejor que apunte a El País o El Mundo.

En todo caso, muchas gracias, hermano, por tu apreciación.

Anónimo dijo...

hola como les va.Estoy totalmente en desacuerdo con lo que ustedes han escrito yo he concurrido a las iglesias catolicas toda mi vida tratando de encontrar una salida y nadie estaba hay para ayudarme, al fin cuando ya no habia otra puerta donde tocar aprecio la Iglesia Universal Del Reino De Dios donde me libere de todos los problemas que sufria y me dieron el apoyo que nesecitaba hoy gracias a Dios no soy mas atormentada por malos espiritus y vivo en plena armonia si no uviera sido por la Iglesia Universal yo estaria muerta

Anónimo dijo...

hermos evanglicos alegrense deci el SEÑOR por que grande es su galardon en el cielo en ningun otro hay salvacion hechos 4,12 mejor hay que orar por los que tienen ojos y no ven tienen oidos y no oyen y han endurecido su corazon para que DIOS no los salve evangelio de juan 5,40 dice y no quiren aceptarme para que les de vida BIBLIA catolica

Anónimo dijo...

El Diccionario de la Real Academia da estos tres sentidos para la palabra secta:
(Del lat. secta).
1. f. Conjunto de seguidores de una parcialidad religiosa o ideológica.
2. f. Doctrina religiosa o ideológica que se diferencia e independiza de otra.
3. f. Conjunto de creyentes en una doctrina particular o de fieles a una religión que el hablante considera falsa.

Dado que parece claro que las comunidades de cristianos evangélicos en general caen bajo estas definiciones. Se separaron de la Iglesia Católica empezando con Lutero en el siglo XVI y la Iglesia Católica no las considera Iglesias, mientras sí considera las Iglesias Ortodoxas iglesias, no veo por qué tienen que ofenderse si se les denomina sectas. Les faltan elementos fundamentales para ser consideradas Iglesias, como es la sucesión apostólica, la continuidad desde los primeros tiempos del cristianismo, algunos de los sacramentos y la verdadera doctrina de la Eucaristía según la Iglesia Católica. La Iglesia Católica siempre ha considerado el Protestantismo en parte falso y ciertamente incompleto y una reducción de la verdadera fe. Intenta dialogar con los otros cristianos, pero en general esto no parece posible con muchos de los evangélicos en Hispanoamérica. Seguramente que el Papa tiene mucho cuidado de no ofenderles en sus discursos, pero si se ofenden por lo que dicen los medios, por algo será. Por otra parte, la doctrina de la Iglesia Católica es bien conocida y expresada oficialmente especialmente en el Catecismo de la Iglesia Católica que está a disposición de cualquiera que desea leerlo en Internet. No hay intención de ofender a nadie. Si se ofender, pues que se examinen.
Otro problema es el verdadero acoso de muchos evangélicos en sus intentos de proselitismo entre Católicos. Además, para muchos de ellos, al parecer,buena parte de sus identidad consiste en el odio a la Iglesia Católica. Vivo en el Perú y constato esto. No es de extrañar que el Papa y los obispos se preocupen de esto.

Anónimo dijo...

CUAL ES EL DOLOR
LOS EVANGELICOS SI SON UNA SECTA.ANTES DE EL CATOLICISMO LOS EVANGELICOS NO EXISTIAN
LA IGLESIA CATOLICA EXISTIO 1200 AÑOS
APROXIMADAMENTE HASTA QUE LLEGO LUTERO Y DESPUES CALVINI YETC ETC ETC....
Y DESPUES DE ESO APARECIERON LOS EVANGELICOS
LA REALIDAD LA IGLESIA EVANGELICA ES UNA SECTA DEL CATOLICISMO ,DUELALE A QUIEN LE DUELA.
Y YO DUDO QUE ESE GRUPO PUEDA DURAR LO QUE DURA EL CATOLICISMO

Suscríbete
¡Recíbenos en tu email!

Proudly Powered by Juan Jesús García.
back to top